Skip Navigation LinksProsperidad Social > Servicios de Información > Noticias > Director de Oferta expone a líderes internacionales el enfoque colombiano en los Bonos de Impacto Social
Director de Oferta expone a líderes internacionales  el enfoque colombiano en los Bonos de Impacto Social

​​​

Director de Oferta expone a líderes internacionales el enfoque colombiano en los Bonos de Impacto Social

 

  • ​El primer Bono de Impacto Social (BIS) de Colombia y la región, direccionado a empleabilidad, lo puso en marcha el Gobierno nacional a través de Prosperidad Social.
  • Cali y Bogotá fueron las dos ciudades donde se concentró el desarrollo de los BIS y obtuvo resultados que superaron las expectativas. Por esto, la Escuela de Gobierno Blavatnik de la Universidad de Oxford invitó a la entidad para exponer desde su punto de vista los factores que promovieron el éxito de la iniciativa.

Bogotá D.C., septiembre 5 de 2019.- “Los Bonos de Impacto Social alrededor del mundo" es el nombre del evento convocado por la Escuela de Gobierno Blavatnik de la Universidad de Oxford en el cual participa el director de Oferta Social de la entidad, Édgar Picón, en Inglaterra, donde expone el proceso y las claves para haber logrado una meta de cumplimiento del 117%, luego de aplicar este modelo en Cali y Bogotá.

Invitado por Andreea Anastasius, del Laboratorio de Resultados del Gobierno de ese centro académico, el director de Oferta comparte puntos de vista con Daniel Uribe, director de la Fundación Corona; Rodney Ghali, del gobierno de Canadá; Pui Thing Wong, del Consejo de Servicio Social de Hong Kong y Federico Díaz del Ministerio de Economía de Chile.

El director Picón Prado explica varios factores angulares y es que el primer Bono de Impacto Social se concentró en crear condiciones para favorecer la empleabilidad entre personas vulnerables con un tiempo mínimo de vinculación formal a tres meses y que el factor diferencial tiene que ver con el mecanismo de financiamiento y la contratación, basados en el pago por resultados verificables.

Con los BIS no solo se logró que 898 personas vulnerables, un 117% de cumplimiento de la meta inicial, quienes tienen los índices más altos de desempleo, accedieran a empleos formales, sino que también contempló uno de los grandes desafíos laborales como es el tiempo de retención.

Este primer BIS fue liderado por Prosperidad Social, el Laboratorio de Innovación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID-LAB) y el Programa de Cooperación Económica y Desarrollo de la Embajada de Suiza en Colombia (SECO), entidades encargadas de pagar por los resultados esperados. Contó con el apoyo de las fundaciones Corona, Mario Santo Domingo y Bolívar- Davivienda como inversionistas, con el apoyo de la Corporación Inversor, mientras que las fundaciones Carvajal, Colombia Incluyente, KUEPA y Volver a la Gente se encargaron de operar el programa.

Con el BIS se pretendía beneficiar a la población que enfrenta más barreras a la hora de conseguir y mantenerse en un empleo formal, y en ese orden, por ejemplo, 39% de las personas que lograron la retención son víctimas del conflicto armado; 74% de los participantes fueron mujeres y 51% fue población entre 18 y 24 años. ​

Este modelo nació en Reino Unido y Colombia fue el primer país en desarrollo en aplicarlo en temas de empleo para poblaciones vulnerables. Con él se generó la creación de valor y aprendizajes a los múltiples actores que participaron.

​