Skip Navigation LinksProsperidad Social > Servicios de Información > Noticias > Con Prosperidad Social, familias desplazadas en Arboletes, Antioquia trabajan por su seguridad alimentaria

​​

Con Prosperidad Social, familias desplazadas en Arboletes, Antioquia trabajan por su seguridad alimentaria

 

  • El Departamento para la Prosperidad Social a través de su programa Familias en Su Tierra entregó insumos para huertas comunitarias a 44 familias desplazadas

  • Esta intervención beneficia a 1.040 familias en Arboletes, Nechí, Necoclí y San Pedro en la región de Urabá en Antioquia con una inversión de más de 8.800 millones de pesos.

 

Arboletes, Antioquia. Julio 12 de 2019. El director de Inclusión Productiva del Departamento para la Prosperidad Social, Carlos Alberto Bernal Díaz, en el marco del programa Familias en Su Tierra -FEST, lideró en el corregimiento de Naranjitas, del municipio de Arboletes (Antioquia) la socialización del componente de seguridad alimentaria, jornada de integración y capacitación, y entrega de insumos para huerta comunitaria.

El programa FEST que se implementa en Antioquia en convenio con la Asociación Nacional para el Desarrollo Social –ANDES, busca fortalecer las capacidades para la integración social y comunitaria, la seguridad alimentaria, el mejoramiento de las condiciones de habitabilidad y la generación o fortalecimiento de proyectos productivos de hogares víctimas de desplazamiento forzado, retornados o reubicados.

La labor que se realiza con el programa Familias en Su Tierra, que es la única intervención rural integral que beneficia a población víctima de desplazamiento forzado, retornada o reubicada, aporta a la estabilización social y económica de estos hogares, apuntándole a trabajar con y para las comunidades intervenidas en procesos de arraigo, fortalecimiento social e integración", explicó la directora Correa.

La intervención VI que beneficia a 240 familias en Arboletes, 160 en Nechí, 320 en Necoclí y 320 en San Pedro de Urabá (Antioquia), está basada en la promoción del arraigo territorial y comunitario, mediante el acompañamiento a los hogares beneficiarios en los componentes de Fortalecimiento Social y Comunitario, Seguridad Alimentaria, Vivir Mi Casa y Proyecto Productivo.

Tanques de agua, regadera por goteo, semillas nativas y tradicionales, polisombras, germinadores, e insumos para encierro, fueron algunos de los implementos entregados a estos hogares para la huerta comunitaria que se ubicó, por consenso, en el lote de la institución educativa San Judas Tadeo.

Estuvimos con 44 familias beneficiarias de nuestro programa haciendo una presentación del componente de seguridad alimentaria, su responsabilidad como participantes y los beneficios frente a la huerta comunitaria y casera; un análisis del proceso productivo y de la futura comercialización de bienes y servicios; la proyección de la inversión y la planeación del trabajo conjunto", informó Carlos Bernal Díaz, director de Inclusión Productiva.

Dioselina Arrieta, de 60 años y quien participa con su familia en el programa, aún recuerda los años 90 como los más difíciles, no solo para ella sino para su pueblo, como consecuencia de la violencia que los azotaba y que obligó a muchos a abandonar sus tierras. Ella afirma que hoy revivió la esperanza y el amor por la tierra, y que, gracias a Familias en Su Tierra, trata de fortalecer su espíritu y no desfallecer para apoyar a su comunidad en este nuevo proyecto de la huerta comunitaria.​

Agradezco a Dios esta oportunidad y sueño con que pronto podamos comercializar nuestros productos, y al construir nuestras huertas caseras, podamos intercambiar productos con los vecinos", concluye Dioselina.​